"Es muy duro darse cuenta que una fue abusada sexualmente"

por Revista Cítrica
Fotos: Agencia Télam
11 de marzo de 2021

Durante años, el ex cura Carlos Eduardo José abusó de cuatro niñas en el Instituto San José Obrero en la localidad bonaerense de Caseros. Se encontraba preso desde el 2017 acusado de “abuso sexual gravemente ultrajante”, sin embargo, luego de un juicio oral la justicia lo absolvió.

“Él pasaba por las aulas de los diferentes cursos. Me retiraba con la excusa de que tenía que hablar conmigo o confesarme. Me llevaba a lugares donde no había nadie y mientras me confesaba me hacía sentar sobre su pene erecto, me tocaba y me daba besos en el cuello.” Durante 15 años Mailín Gobbo fue abusada por el ex cura Carlos Eduardo José, quien se encontraba detenido desde el 2017, acusado de “abuso sexual gravemente ultrajante” agravado por su cargo eclesiástico en el Instituto San José Obrero en la localidad bonaerense de Caseros. 

El lunes pasado lxs jueces del T.O.C N° 2 de San Martín, Raúl Luchelli Ramos y Mónica María Carreira absolvieron al ex sacerdote. Mailin esperaba encontrar una reparación en la justicia, para ella y otras tres mujeres que también fueron abusadas por el mismo agresor, pero sus denuncias también fueron desestimadas. 

Yazmín Detez tenía ocho años cuando fue abusada por José: “Fue en tres oportunidades distintas, una fue en una piscina, un día que nos pasó a buscar a mis hermanos y a mí por la puerta de mi casa con un grupo de chicos, nos llevó a una pileta para pasar la tarde, el abuso ocurrió dentro de la pileta. Los otros dos episodios ocurrieron dentro de la institución cuando nos llevaba a confesar, en un cuartito donde solamente estaba él y yo. A mis trece años comencé a tener ataques de pánico y cuando tenía 16 años recordé todo lo que él había hecho conmigo. Es muy duro darse cuenta que una fue abusada sexualmente y más por alguien en quién yo confiaba, que le tenía aprecio y me parecía una persona buena.

Después escuché el caso de Mailin Gobbo que vivía cerca de mi casa, mi mamá se hizo amiga de Mónica Villafañe que es su madre, pude hablar con Mailin sobre los abusos, ella me contó que le había pasado lo mismo y lo denunciamos.

Cuando supe que la justicia lo absolvió sentí indignación, mucha bronca, impotencia, un montón de sensaciones horribles. Las personas que lo defendieron durante el juicio tienen hijos a cargo, y él ahora está libre, un abusador siempre encuentra la manera de volver a hacerlo. Me aterra pensar en su entorno familiar donde hay menores que lo consideran inocente y no pueden ver el daño que causó a otras personas, eso muy grave. Cuando terminó el juicio sus familiares se nos rieron en la cara, es algo tan horrible que no sé cómo describirlo.” 

Cecilia Burgos es ex alumna del Instituto de Caseros quien también denunció a Carlos José, hoy se encuentra a la espera de que la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires dicte el veredicto para que su causa pueda llegar a juicio: “No entendemos por qué la justicia lo dejó libre porque no es un fallo que solamente nos perjudica a nosotras, sino a todas las mujeres que van a declarar y que quieren llevar a la justicia sus abusos. Más allá de que hay una ley que dice que los abusos no prescriben todas las personas que hicimos denuncias antes quedamos en la nada, y los abusadores siguen sueltos. Además, todas hablamos desde lo sucedido y él en ningún momento se declaró inocente, solo consideran que la causa prescribió, nos revictimizaron tantas veces frente a la justicia para decirnos que lo dejan libre, fue como sentirnos abusadas otra vez.

Además, ya se había debatido que en el caso de Mailin los abusos no prescribieron, sin embargo, después de pasar por todo un juicio los jueces deciden que prescribió, no podemos entender cómo puede haber tanta impunidad. Más allá de lo que diga la justicia lo importante es que las personas sigan haciendo las denuncias y contactándose con otras mujeres para poder formar una red porque esto asusta mucho a las mujeres tanto abusadas como violentadas, más allá de que la justicia es una mierda es necesario que sigan denunciando, seguir encontrándonos entre nosotras para acompañarnos.”

Karen Maydana es otra de las jóvenes que fue abusada por Caros José, las secuelas de los abusos la llevaron a querer suicidarse: “Si mi mamá no me encontraba a tiempo y no me llevaba al hospital hoy estaría muerta y tampoco creerían lo que él hizo conmigo, es muy fuerte lo que vivimos. Me siento muy triste con esta resolución de la justicia y me da miedo porque está libre, no tanto por mí sino por los niños y niñas que puede llegar a lastimar.”
 
 

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241