Las trabajadoras de la salud en la primera línea de riesgo

por Revista Cítrica
Fotos: Agencia Télam
28 de agosto de 2020

El testimonio en primera persona de una pediatra que cuenta el panorama de la salud bonaerense: más de 10 mil personas infectadas entre el personal que atiende a pacientes y la desigualdad de género que se amplifica con la pandemia.

Por Valeria Bonetto*

Estamos en una crisis de recursos humanos porque cada vez somos más les que nos estamos infectando. Esto significa que durante dos o tres semanas, el personal de salud que se contagia tiene que salir del sistema de salud hasta que le den el alta.

Les profesionales de la salud infectades ya superan los 10 mil casos en el ámbito bonaerense. La mayoría son mujeres, los equipos se fueron feminizando: entre un 73 y un 75 por ciento está conformado por mujeres; Enfermería es el sector más castigado. Las enfermeras son las que están más expuestas. Del total de trabajadores de la salud contagiades, el 67 por ciento son mujeres.

Con la pandemia se incrementó la desigualdad de género a nivel general y particularmente en el sector salud. Por ejemplo, han negado licencias a trabajadoras que tienen hijes menores a cargo. Conozco compañeras que se van arreglando como pueden, exponiendo a las abuelas porque no les queda otra que dejar a sus hijes con ellas, poniéndolas en riesgo de que se contagien. 

Eso da cuenta de que somos las mujeres quienes seguimos a cargo de les pibes. Las profesionales de la salud están con una sobrecarga laboral por la pandemia y una sobrecarga emocional, porque además de tener miedo de llevar el virus a su casa, se suman las tareas domésticas y la responsabilidad de tener que ocuparse también de la escolaridad.

"Del total de trabajadores de la salud contagiades, el 67 por ciento son mujeres."

Todas las semanas pedimos el porcentaje de personal infectado, pero la semana pasada no tuvimos ese dato. Lo último que sabemos es que ya sumaban 48 trabajadores de la salud fallecides por Covid-19. Estamos exigiendo que el bono se pague en todos los niveles de atención, y también al personal que trabaja en adicciones y salud mental. La mayoría son trabajadoras sociales y psicólogas, y están atendiendo pacientes.

El número de disponibilidad de camas es muy dinámico. Hay diferencia entre el porcentaje de ocupación de camas que brinda el Ministerio de Salud y el que tenemos nosotres. Por ejemplo, en el Hospital Paroissien tenemos en este momento siete camas que son para el sector no Covid-19, es decir, son camas de cuidados críticos para pacientes que no están infectados. Después, tenemos otro sector que era la Unidad coronaria, que se adaptó para una terapia intensiva para pacientes con Covid; hay seis camas. Esas camas están todas ocupadas, se puede liberar una, pero enseguida se vuelve a ocupar. 

En el sector nuevo de guardia hay 15 camas para cuidados críticos, con respirador, bombas de infusión y monitores, pero se pueden habilitar únicamente seis, porque no hay personal. El Ministerio cuenta la cantidad total de camas y habla de un 64 por ciento de ocupación, cuando en realidad es un 80 por ciento.

También cuentan las camas de shockroom. Nosotres, por ejemplo, tenemos cuatro, pero no son camas de terapia intensiva y tampoco cuentan con personal. El porcentaje de ocupación de camas en la Provincia de Buenos Aires es un número muy dinámico, pero no baja de un 80 por ciento.

"Con la pandemia se incrementó la desigualdad de género a nivel general y particularmente en el sector salud."

La circulación viral ahora es más importante y el número de contagios es mayor a lo que se publica en los reportes diarios. Hay gente que no se testea porque no tiene acceso y además porque hay una nueva definición de caso sospechoso: si una persona tiene un hisopado positivo y su pareja o su hije con quien convive tiene alguna sintomatología, por nexo epidemiológico no se hisopan. Hay familias enteras que antes se hisopaban y ahora no. 

Sí es real que un porcentaje alto, aproximadamente un 70 por ciento, son casos leves. Entonces, puede haber asintomáticos que nunca se enteran, la mayoría porque no tienen factores de riesgo o porque es gente joven. 

Yo, que soy pediatra, lo veo cuando viene una persona y me dice “en mi familia estuvimos todos resfriados la semana pasada”. Eso es Covid hasta que se demuestre lo contrario y capaz estuvieron por todos lados desparramando el virus porque es muy alta la circulación. Quienes caen con una situación crítica, la mayoría tiene factores de riesgo.

*Valeria Bonetto es médica pediatra del Hospital de Agudos Paroissien, de La Matanza, y delegada gremial de Cicop, a cargo de la Secretaría de Derechos Humanos y Género.
 

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241