"La revolución feminista llegó a las canchas"

El seleccionado femenino de fútbol clasificó al Mundial después de doce años. Y eso también es parte de la marea verde que sucede en el país. La jugadora Luana Muñoz asegura que, a diferencia de los jugadores de elite, siempre visibilizará las injusticias sociales.

 

Por Luana Florencia Muñoz*

Tantas veces escuchamos la frase: ‘¿Al fútbol querés jugar?’ O en el mejor de los casos escuchamos: ‘Ah pero juegan bien, eh’. Como si no fuésemos capaces de jugar bien a la pelota por el solo hecho de ser mujeres. Las chicas que elegimos el fútbol como disciplina deportiva nos enfrentamos a un montón de esas situaciones de subestimación, solo por ser mujeres. Y la verdad, el machismo sigue y seguirá presente en las canchas. Estamos dando pasos enormes. Es cierto. Con estas victorias y más exposición, estamos despertando a las mujeres para que se empoderen también en el fútbol, para que toda esa hermosa revolución -que estos últimos años nos cautivó- llegue a las canchas. Pero también es cierto que el fútbol sigue siendo un ámbito machista porque algunos varones siguen creyéndose los dueños de la pelota, que el fútbol les pertenece.

Nadie puede decidir por nosotras qué hacer de nuestras vidas ni qué deporte jugar

Pero nosotras no bajamos los brazos, eh. Vamos a seguir luchando hasta que comprendan que el deporte es deporte más allá del género. No hay dueños del deporte, sino personas que lo practican. Y nosotras jugamos a la pelota, y la semana pasada hicimos un partido muy bueno, con buen fútbol, muy disfrutable. De a poquito vamos ganando nuestro lugar. Estamos demostrando adentro y afuera de la cancha que las mujeres sabemos y disfrutamos del buen fútbol.

No siempre tuve las cosas tan claras. Desde que empecé a jugar, hace cinco años, todo fue cambiando. Yo soy parte de esta revolución feminista que se está dando en el país. El feminismo significa mucho en mi vida porque me abrió puertas y me permitió percibir situaciones que antes no veía y dejaba pasar como si nada. Ahora entiendo que las mujeres somos capaces de todo lo que nos proponemos, que nadie puede decidir por nosotras qué hacer de nuestras vidas ni qué deporte jugar.

El partido pasado fue una locura de felicidad, el Estadio estaba repleto de mujeres con sus pañuelos verdes bien en alto.Yo después del partido -en donde la policía no dejaba ingresar pañuelos verdes- salí a hablar porque era necesario. Tenemos el derecho de expresar nuestra ideología libremente, siempre con respeto y con libertad; eso nunca puede ser peligroso. Nunca comprendí por qué los jugadores de elite no opinan de la realidad social de nuestro país. No comprendo cómo, si tenés la posibilidad de visibilizar injusticias sociales, no lo hacés. Yo lo voy a hacer siempre que pueda, siempre que tenga quién me escuche voy a gritar mis verdades. Todo es político, el fútbol también. Por eso hoy pido aborto legal, seguro y gratuito. Y lo pido en todos lados.

Y también queremos que vengan a vernos más varones, cada vez más, que se comprenda que esta también es la Selección de todos, de todas. Porque estamos siendo protagonistas de nuestros propios logros, queremos que nos acompañen más que nunca.

*Jugadora de la Selección Nacional de fútbol femenino

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241