"Cuando los abusadores tienen dinero pueden perseguir a las personas que dañaron"

por Estefania Santoro
27 de diciembre de 2018

Empezaron con 10 testimonios en un blog pero cada una que habló le dio fuerza y confianza a la siguiente para contar su historia. Ya había 45 denuncias a integrantes de Onda Vaga por abuso cuando las intimaron a cerrar el sitio web.

Marcelo Blanco me agregó a facebook. Me habló, me invitó a tomar una cerveza y me llevó a su casa. Él tenía 31 años, yo 16. Me obligó a chuparle la pija. Me cogió. Sin preguntar, sin vacilar, sin pensar, y pagó el taxi a las 5 de la mañana. Eso continuó durante 1 año y medio. Hasta que lo denuncie en la justicia por maltrato físico en marzo de 2012 después de haber sido su novia. Pero luego de mucha manipulación psicológica paré la causa para que no llegue a juicio.

                                                                  * * * 

Yo tenía 18 años, Marcelo Blanco arriba de los 30. Onda Vaga tocaba en GAP. Empezamos a besarnos, hasta ahí llegaba mi consentimiento. No había tenido otro tipo de relación hasta el momento. Después de un rato me llevó afuera del lugar, a la vuelta, en la calle y empezó a besarme cada vez más fuerte hasta que empezó a tocarme y a meterme los dedos. Yo le decía que no y trataba de cerrar las piernas. Pasaba gente, nos miraba. Y siguió. No paró, me dolía. Hasta que pude frenarlo y pude volver a entrar al lugar. Me metió en un baño, no cerró la puerta, me puso contra la pared pero de espaldas a él. Estaba paralizada, hacia fuerza para irme pero la de él era mayor. Entró un hombre, miró y no hizo nada. Rápidamente se desabrochó el pantalón, se lo bajó y me empujó desde la espalda para que no pudiera ver. Saqué coraje y fuerza de donde no tenía, me di vuelta, lo empujé y me fui. Salí del lugar y me fui a mi casa. Pasado ese episodio, de manera esporádica, durante un año me escribió por teléfono y por facebook.

                                                                  * * *

Marcelo Blanco es uno de los músicos de la banda Onda Vaga. Los testimonios son de chicas que denunciaron haber sido abusadas por ellos.

En octubre de 2018 un grupo de mujeres y lesbianas se unieron para denunciar de manera anónima los abusos que sufrieron cuando eran adolescente de parte de los integrantes de la banda. Los testimonios narrados en un blog comenzaron siendo 10 y terminaron sumando 45 denuncias. Pero a fines de 2018, mientras la denuncia de Thelma Fardín a Juan Darthés revolucionó la agenda mediática y empoderó a más mujeres para denunciar los abusos, ellas fueron intimadas por un representante legal de los músicos para que cerraran el blog. Y se vieron obligadas a hacerlo. Ahora sus denuncias no se pueden encontrar más en la web. Ante esta situación charlamos con ellas sobre qué significa esta demanda y reflexionamos sobre las denuncias anónimas como herramienta de defensa, muchas veces cuestionada.

La genealogía de la lucha feminista fue, es y será colectiva, organizada cuerpo a cuerpo, en las calles, en los Encuentros Nacionales, en las manifestaciones públicas. La urgencia por contar y no callar más también es colectiva. Al calor de un movimiento que cada vez adquiere más fuerza, la experiencia de reafirmar que somos muchas y estamos unidas parece ser el gran motor para seguir construyendo y transitando espacios de cuidados. Las denunciantes de los músicos de Onda Vaga recurrieron al anonimato para evitar exponerse "a la inquisición del morbo de los detalles y a un sistema que elige revictimizarnos y hacernos más preguntas a las denunciantes que a los denunciados”, explican. En el blog narran abusos físicos, psicológicos y emocionales que vivieron años atrás cuando la mayoría de ellas eran menores de edad.

¿Creen que hay denuncias colectivas que socialmente poseen más credibilidad que otras? ¿Por qué?

Creemos que nadie puede decidir sobre la experiencia de ninguna persona o grupo que decida denunciar maltrato o abuso, no somos juezas ni lo pretendemos. Las violencias que se denuncian son varias y apuntan a múltiples momentos de la vida. Nuestra posición política es creerle siempre a las denunciantes, solas o en grupo, porque sabemos que es difícil romper el silencio, y más aún organizarse.

Nuestra posición política es creerle siempre a las denunciantes, solas o en grupo, porque sabemos que es difícil romper el silencio

 ¿Qué recaudos tomar a la hora de denunciar de manera anónima?

El anonimato en internet es un derecho. Recomendamos no utilizar cuentas personales para difundir o crear un blog (redes sociales, mail, whatsapp). Cifrar la navegación al crear o utilizar el blog o el mail evita que quede registrada tu ubicación. No utilizar celulares. Hay muchos recaudos a tener en cuenta según la exposición o el peligro que cada une considere que enfrenta. En internet hay guías de seguridad cibernética para feministas que son muy útiles. Alentamos a que las pibas denuncien acompañadas y asesoradas. Colectivizar hace que sea una experiencia cuidada, liberadora y enriquecedora.

 ¿Qué respuesta recibieron de los músicos de Onda Vaga?

Desde que publicamos el blog recibimos hostigamientos por parte de algunos integrantes de la banda. Por whatsapp, por facebook, por teléfono. Al mes de la publicación, sacaron un comunicado donde no se hacían cargo de nada. Y en el plano legal, Marcelo Blanco y Joaquin Korn (amigo y fotógrafo de la banda) tuvieron intentos de dar de baja la página vía Wordpress, primero denunciando la utilización de su foto y luego del nombre de la marca con el supuesto fin de "dañar" su imagen pública. 

El lunes 11 de diciembre llegó una intimación por mail, donde el abogado de la banda, especialista en informática, amenaza con una denuncia de carácter judicial en caso de no eliminar la página. 

 ¿Qué significa para ustedes la intimación legal a que cierren el blog de parte de Onda Vaga y qué representa esta demanda para personas que aún no se han animado a denunciar?

Quizás significa que cuando los violentos y los abusadores tienen tiempo y dinero pueden intentar perseguir a las personas que ellos saben que dañaron. El blog tuvo mucha difusión, se siguen difundiendo los testimonios por vías alternativas y hasta hubo personas y medios que los publicaron. El silencio ya se rompió.  

Las denunciantes de los músicos de Onda Vaga recurrieron al anonimato para evitar exponerse "a la inquisición del morbo de los detalles"

¿Qué opinan de aquellxs que señalan el blog como una forma de venganza o de intencionalidad punitivista?

Decidimos hacer el blog para compartir las diversas violencias que vivimos llevadas adelante por un mismo grupo de varones, darle lugar a otras a poder hacerlo, advertir sobre la prácticas sistemáticas de grupo que muestran los testimonios, y encontrarnos entre nosotras. El punitivismo y la “venganza” no vienen de nuestro lado, sino del de ellos. Estamos juntas, nos vemos, nos abrazamos, esa es nuestra forma de hacer justicia.

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241