"El fracking es vandalismo contra la naturaleza"

por Saverio Lanza
Fotos: Revista Amor y pólvora
26 de noviembre de 2019

Roxana Bruno, doctora en Inmunología e investigadora sobre el devastador sistema de extracción de gas y petróleo mediante la fractura hidráulica advirtió sobre un plan pergeñado entre políticos y empresarios, con la complicidad de los medios de comunicación hegemónicos, para modificar la ley 7722, que protege al agua en Mendoza.

En Mendoza, la Ley 7722 defiende el recurso natural más importante para la posibilidad de existencia de los seres vivos: el agua. Esta norma prohíbe la utilización de sustancias tóxicas que pudieren perjudicar los recursos naturales, fundamentalmente los hídricos, indispensables para el desarrollo de la provincia.

A mediados de noviembre, una movilización popular logró que el Senado local desistiera de tratar y aprobar el vaciamiento de la Ley 7722, Guardiana del Agua.

Sin embargo, desde las organizaciones ambientalistas aseguran que el lobby político-mediático-empresario continuará y redoblará su ataque contra la ley que protege al tan preciado líquido, indispensable para la supervivencia humana.

 Protestas en Mendoza en contra del Fracking (crédito: Revista Amor y pólvora)

La Asamblea Popular por el Agua de General Alvear advirtió que será fundamental la lucha por la defensa de la mencionada ley en cada rincón de cada departamento de Mendoza.

En este sentido, Roxana Bruno, Doctora en Inmunología e investigadora sobre Fracking expresó que "en la ciudad de San Rafael se realizó un acampe en la plaza San Martín, haciendo una vigilia de recepción a los nuevos concejales electos que inician su mandato, y también a quienes lo continúan, en el Honorable Concejo Deliberante". 

"Tiene una gran importancia esta vigilia porque Mendoza vive la escasez de agua más prolongada de su historia. Estamos en sequía y la perspectiva es de que se acentúe debido a la crisis climática y al avance de la desertificación que afecta -no sólo a Mendoza, sino- a muchas regiones del Planeta", agregó. 

"Debido a que -hasta ahora- no hemos encontrado nada en todo el universo que se compare con La Tierra, es una cuestión de sentido común buscar soluciones urgentes para preservar intactas las escasas reservas de agua que nos quedan. En esta labor estamos empeñados los 'ambientalistas', como nos califican con tono despectivo en algunos medios. Según el diccionario de la Real Academia Española, ambientalista es alguien que se preocupa por la calidad y la protección del medio ambiente. Entonces, lejos de ofendernos, nos enorgullece cuando nos llaman 'ambientalistas', y realmente nos preguntamos: ¡¿Por qué no son todos ambientalistas en Mendoza?! ¿Por qué, ante semejante crisis climática planetaria, hay gente que sigue apostando por industrias y comportamientos que ponen en peligro nuestra supervivencia? ¿Cómo es posible que la especie que -supuestamente- es la más inteligente que habita el Planeta, lo está destruyendo? Quizá la respuesta sea que, antes de una crisis climática, lo que padecemos es una crisis humana. Y nuestra especie debe evolucionar si quiere sobrevivir. Y mientras eso de 'evolucionar' sucede, los defensores del agua y del ambiente de Mendoza hacen pacíficas marchas, convocatorias por las redes, pintan carteles, hacen cortes informativos, se suman al movimiento mundial de los Jóvenes por el Clima, y hacen acampes", explica Bruno. 

 Adolfo Petrel es un jubilado sanrafaelino de 72 años que denunció penalmente al gobernador Alfredo Cornejo y a la directora de Protección Ambiental, Miriam Skalani por faltar a la 7722. (crédito: Revista Amor y pólvora)

 

Señala además que "toda esta movida se realiza esperando -paciente y pacíficamente- que los representantes elegidos en las urnas por fin escuchen y permitan el diálogo. Que nos dejen entrar en el debate democrático de qué matriz productiva queremos para el presente y el futuro de Mendoza. Como pueblo nos asiste el derecho de autodeterminación. No queremos vallas en el Concejo Deliberante. Queremos que abran las puertas y que no teman al diálogo con la gente de esta bendita tierra, hija del agua. El pueblo de Mendoza no necesita vallas". 

"Cuando se destruye algo que fue construido por el hombre, a eso se le llama 'vandalismo'. Pero ¡qué curioso! Cuando se destruye algo que fue construido por la naturaleza, se le llama 'Progreso'. Dinamitar montañas, contaminar el agua con sustancias altamente tóxicas, dinamitar el suelo para sacar gas y petróleo por fracking, a eso le llaman 'Progreso'. Los que nos preocupamos por la calidad y protección del ambiente estamos convencidos de que la mega minería metalífera y el fracking no es 'progreso', eso es vandalismo contra la naturaleza, contra el ambiente", declara. 

 Protestas en Mendoza en contra del Fracking (crédito: Revista Amor y pólvora)

 

Argumenta además que "después de ver imágenes de la ruptura de los diques, de los accidentes megamineros en Brasil, como en Mariana y Brumadinho; de los derrames de agua cianurada de la Barrick Gold en San Juan; de ver cómo los Estados Unidos han contaminado sus acuíferos con el fracking, y que ya más de 20 países lo han prohibido por sus irreversibles impactos en el ambiente y en la salud de la población, nadie que esté en su sano juicio puede pensar que existen 'controles', y que esa actividad se puede hacer con 'controles'. Porque si esos 'controles' fueran reales, nunca hubieran ocurrido esos desastres ambientales que ocurrieron". 

"Estamos detrás del verdadero crecimiento de Mendoza, que no es el económico a costa del agua y del ambiente. El verdadero progreso de Mendoza vendrá de la mano de preservar intactos sus recursos hídricos, su agricultura, su ganadería, de promover el turismo que viene en busca de la paz del paisaje mendocino intacto, y también de la excelencia que tenga Mendoza para seguir produciendo vinos y alimentos libres de agrotóxicos, no sólo para Mendoza, sino para Argentina y para todo el mundo". 

 Protestas en Mendoza en contra del Fracking (crédito: Revista Amor y pólvora)

"De los legisladores que inician su mandato esperamos que den tratamiento favorable a la ley de prohibición del fracking que les aguarda en la Legislatura. Y, cómo dan fe las firmas que acompañan, el proyecto tiene apoyo masivo de más de cien mil mendocinos. De los legisladores esperamos también que respeten el espíritu popular de la ley 7722, que es una ley ejemplar, única en el país, que protege al agua de ser contaminada con sustancias altamente tóxicas. Y les pedimos que archiven esos proyectos e ideas de modificar esa ley, que pertenece al pueblo de Mendoza, gestada por ese pueblo mendocino, y que sólo el pueblo de Mendoza la puede tocar", declama Bruno. 

Concluye que "no queremos cambiar agua por petróleo, ni mucho menos salud por un supuesto crecimiento económico. Si defendemos el agua, hay futuro. Por el agua, por el agro, y por la vida, queremos una Mendoza libre de fracking y de Megaminería. El agua de Mendoza no se negocia".

©2021 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - infocitrica@gmail.com | Tel.: 45626241