“En Necochea hay una persecución hacia la comunidad LGBTIQNB+”

por Revista Cítrica
Fotos: Hernán Vitenberg
25 de octubre de 2022

La gestión municipal de Arturo Rojas acumula casos de hostigamiento hacia las disidencias de género. Aquí la denuncia de una trabajadora estatal lesbiana a la que persiguen judicialmente sin pruebas por una pintada pidiendo por la aparición de Tehuel De la Torre.

Por Pierina Nochetti.


Trabajo en la Municipalidad de Necochea desde 2017. Cuando inició la gestión local de Arturo Rojas (Juntos por el Cambio), en 2019, me pasaron a planta provisoria: me categorizaron mal, me pusieron en Categoría 1 cuando tendría que estar en la 6 como el resto de mis compañerxs. La única que quedó en esa categoría fui yo, que soy lesbiana y visible.

Me desempeño en un programa que se llama “Barrio Cultura” y depende de la Secretaría de Desarrollo Social. En febrero me dieron un expediente que decía que me suspendían por diez días y que me iban a retener un porcentaje de mi sueldo porque, según ellos, yo era la persona que está en una foto de espaldas al lado de una pintada que dice “¿Dónde está Tehuel?” en uno de los muros del Anfiteatro Municipal de Necochea.

Junto a ese expediente administrativo de trabajo me iniciaron una causa penal, pero como no existía ninguna prueba de que esa persona fuera yo, archivaron la causa. Unos meses después, por presiones, la desarchivaron, algo que es muy raro que ocurra, y presentaron una prueba donde mi jefa dice que yo reconocí ser esa persona que está en la foto. Me acusaron desde un prejuicio total: vieron a una persona gordita, de rulos, de espalda y afirman que soy yo porque, como soy lesbiana, puedo haber pintado esa consigna. 

Desde que Arturo Rojas asumió la Intendencia es claro que no quieren que ocupemos lugares o que estemos visibles en los puestos de trabajo.

Una semana después de la denuncia, en el noticiero del canal TSN de Necochea salió una nota donde felicitaban a una chica que pintó un mural en el mismo lugar de la pintada, pero que no tenía esa consigna política. Es claro que hay una persecución no solo hacia mí, sino también a las personas de la comunidad LGBTIQNB+. 

En mi trabajo echaron a una amiga que es lesbiana y que al igual que yo participa de la organización de la marcha del orgullo de Necochea. Ella hacía montones de cosas por las personas trans en el pueblo. También echaron a una chica trans que consiguió un puesto a partir del cupo laboral trans en la Municipalidad; la despidieron incluso cuando estaba atravesando una enfermedad después de haberse operado de un tumor en el intestino. A otra chica trans la hostigaron tanto que renunció.

Desde que Arturo Rojas asumió la Intendencia es claro que no quieren que ocupemos lugares o que estemos visibles en los puestos de trabajo. A mí me persiguen y la Justicia da lugar a estas acusaciones sin sentido y sin pruebas. No hay cámaras, no hay nada que diga que esa persona sea yo. Además, el anfiteatro está lleno de pintadas pero sin contenido político.

Me acusaron desde un prejuicio total: vieron a una persona gordita, de rulos, de espalda y afirman que soy yo porque, como soy lesbiana, puedo haber pintado esa consigna.

Las personas que me denuncian ni siquiera saben quién es Tehuel y eso es lo más triste, que pongan tanta energía en judicializarme, algo que al Estado le sale un montón de plata. Con esa plata y con esa energía podrían estar buscando a Tehuel o hacer un consultorio de salud amigable para personas trans, que no hay, o hacer cumplir el cupo trans, porque si se cumpliera no estaríamos hablando de Tehuel y él no habría salido a buscar un trabajo a una falsa entrevista.

En mi puesto de trabajo no tengo baño ni calefacción. Me muero de frío, el sueldo es muy bajo. Hago trabajos en los barrios periféricos y nunca nos brindan materiales, estamos cansadas de tener que llevar materiales propios o hacer colectas, cosa que debería cubrir la gestión estatal.

Esta situación de persecución me generó mucho malestar. Ahora estoy con una licencia psiquiátrica pero tengo que volver a trabajar. Tengo tres hijes y para subsistir hago otros trabajos, porque con el sueldo de la Municipalidad no me alcanza. Soy vestuarista, también hago serigrafía y en esta situación se me hace muy difícil sostener a mi familia.

©2022 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - [email protected] | Tel.: 45626241