Revista Cítrica

"Ustedes están buscando otro Santiago Maldonado"


23 de septiembre de 2017

Revista Cítrica

Un referente de CAMBIEMOS en El Bolsón amenazó y golpeó a vecinos que viven frente a una de las tranqueras del magnate Joe Lewis, íntimo de Mauricio Macri, en su terruño situado sobre la ruta 40.

Crédito Alejandra Podestá.
Click en la foto para ampliar

La noticia llegó como un relámpago en la mañana del viernes, a través de redes sociales. Jorge Melchor Greco, referente de CAMBIEMOS en El Bolsón, amenazaba con la quema de viviendas, a los vecinos que se sumasen a la marcha pacífica programada para alcanzar el Lago Escondido, más escondido que nunca, tras las tranqueras del magnate Joe Lewis. El contexto es el de una situación de militarización de la zona, con repetidos episodios de violencia, persecuciones, tanto a las comunidades mapuche como a todos los que estén organizándose y luchando contra los terratenientes de la zona.

¿Qué pasó? Raúl Yuyo Brigues, un poblador conocido en la Comarca de El Foyel, sufrió una amenaza directa, un amedrentamiento, para luego ser atacado a golpes. El viernes por la mañana, Marta Schvartzman, compañera de Brigues, encuentra un par de llamadas de Greco en su teléfono, con quien suelen tener relaciones comerciales, ya que ambos se dedican al negocio del turismo. En los últimos días estaban tras la tarea de la realización de un folleto. Imprevistamente, el trabajo se truncó. El motivo de Greco fue que "la comunidad estaba dividida con la marcha", en la cual a Yuyo se lo relacionaba como parte directa de la organización.

Según contó Marta acerca de la conversación telefónica, Greco amenazó con que "si rompían candados (de las tranqueras), iban a ser registrados" por las cámaras que se colocaron últimamente por la gente de Lewis. Cuando Marta le avisó que ella no formaba parte de la organización, el militante de CAMBIEMOS le dijo que ella debía "dar algún tipo de muestra, a la vista de los vecinos". Y que "para evitar alguna represalia a futuro", Brigues también tendría que "demostrar" que no forma parte de la protesta de apertura de camino a Lago Escondido. Sobre el final, el vecino espetó: "Ustedes están buscando otro Santiago Maldonado", en tono amenazante y violento.

La charla duró unos 45 minutos. Marta, muy nerviosa y atemorizada, le contó a Yuyo lo sucedido. Después de la denuncia realizada en una dependencia policial de Río Villegas, los Brigues volvieron a su casa. La noticia se viralizó por whatsapp y redes sociales. Ese mensaje le llegó también a Greco. Este decidió entonces acercarse a la vivienda de los Brigues, y comenzó a discutir acaloradamente con Marta. En ese instante, Brigues se apersonó y echó a Greco del lugar, diciéndole que estaba amenazando a su familia. La situación empeoró en segundos, y se cruzaron algunos golpes de puño, uno de los cuales dejó un moretón en el rostro de Brigues.

En una entrevista realizada por FM Alas, Brigues dijo que lo de las trompadas fue "un hecho menor, comparado con lo que pueda suceder mañana, por el ambiente que se siente, que se respira. Ayer pasaban vecinos que nunca pasan. Pasaron dos o tres veces, en auto o caminando, y siempre mirando hacia adentro, por si había movimiento, o concentración, o alguien viviendo. Yo me sentía observado. Ayer, Lago Escondido terminó por instalar una cámara de seguridad en la tranquera""Creo que el Estado está jugando perversamente al no dar una contestación pública" afirmó Brigues en referencia al pedido de los marchantes de seguridad y protección para la realización pacífica de la marcha, sin inconvenientes ni violencia.  

La historia cercana

El lugar a donde sucedió el hecho está ubicado en la Ruta 40, kilómetro 1960, entre El Bolsón y Bariloche. Brigues es un comerciante ligado al turismo que recuperó un viejo almacén, convertido en restorán y museo histórico de la región. Es una zona muy aislada, hoy convertida en un lugar muy visitado. Con esta actividad, Brigues recupera la historia del Estado Argentino y de la Nación Mapuche, enlazadas en el lugar, investigando y recopilando detalles históricos. Este local queda frente a una de las tranqueras de Lewis, la tranquera que habilita el paso al Lago Escondido, por el camino de Tacuifí. Cabe destacar que este camino es lo que se conoce como "servidumbre de paso", que legalmente significa que los propietarios de las tierras por las que atraviesa, no pueden negar el paso. En este contexto, la gente de Lewis colocó candados en todas las tranqueras del trayecto, y cámaras de vigilancia. Al mismo tiempo, el hecho de romper esos candados significaría un cometer un delito. Es allí entonces, donde el escenario se torna plagado de obstáculos y vericuetos legales.

Cuando Lewis, magnate íntimamente ligado a Mauricio Macri, compra la propiedad, lo hace con el lago adentro. Sin embargo, cabe destacar que -según la ley- Lewis no es propietario del lago, aunque se lo adjudique a sí mismo. En ese sentido, los vecinos iniciaron una causa, pidiendo que se abriera el paso, porque el lago es de acceso público. La provincia de Río Negro ordenó que se habilitara el paso de Tacuifí. Lewis propuso otro paso, el cual es prácticamente inaccesible, porque para poder llegar al lago por allí, el visitante debe tener capacidades de casi un montañista experimentado. El de Tacuifí es mucho más sencillo de ser recorrido, aunque los pobladores tienen que atravesar varias tranqueras de distintas propiedades. Este tipo de cercos que impiden el paso son habituales en la zona.

Compartir esta nota en