Revista Cítrica

"Volví al folclore como quien vuelve a la casa de los viejos"


27 de octubre de 2014

Revista Cítrica

En un bar palermitano, la cantautora Inés Bayala le contó a Cítrica sobre sus comienzos e influencias.

Click en la foto para ampliar

Exponente de un folclore con nuevos aires, Inés Bayala, cantautora, ganadora del “Folklorazo”, premiada por el Fondo Nacional de las Artes y autora de temas que integran el repertorio de artistas como Mercedes Sosa, Suna Rocha, y Bruno Arias, entre otros, dialogó con Cítrica.

¿Cómo empezó todo esto?, ¿te acordás de ese instante?

Casi... tenía cuatro años y me gustaba inventar canciones. En casa se escuchaba mucha zarzuela así que empecé a canturrear una que hablaba de la Rosa del Azafrán (que es el nombre de una zarzuela) y después vinieron otros éxitos infantiles, irreproducibles y bastante feos también. Los grababa en una muñeca que tenía un grabadorcito incorporado. No quieran imaginar el sonido de eso..... La muñeca todavía la tengo, las grabaciones se autodestruyeron. Yo no tuve nada que ver.

Hablando en serio... siempre me gustó cantar, tocar la guitarra y hacer mis propias canciones. Estudié guitarra clásica desde los 6 años y tocaba folklore y piezas clásicas hasta que mi prima me acercó a los Beatles y se pudrió todo. Me maravillaron los arreglos vocales. No había escuchado nunca nada así.

 

Y un día empezaste a construir tu propio estilo...

Sí, después de pasar por varios estilos, volví al folclore como quien vuelve a la casa de los viejos, pero lleno de las influencias que había incorporado como la música del Brasil, el pop, el rock, el tango y algo de jazz.

 

Con ya 3 discos grabados en estudio, ¿disfrutás del proceso de elaboración, del trabajo y grabación de un disco? ¿o no ves la hora de sellar y presentarlo en vivo?

Son dos procesos muy distintos, según cómo se los mire, casi opuestos. Disfruto muchísimo del proceso de elaboración. Me gusta la cocina (en sentido figurado, claro) y también tocar en vivo. Uno es el encierro total, la mirada para adentro y otro es sacarse todo, exponerse y bancarse la que venga.

¿Quedás satisfecha luego de terminar un disco o tenés la impresión de muchos, que arreglarían siempre un poco más o lo harían todo de nuevo?

Por lo general quedo satisfecha apenas lo termino y después de unos años, lo haría todo de nuevo, ja, ja. Cuando digo "lo termino" quiero decir que más no se podía hacer, Trato de corregir todo lo que podría llegar a convertirse en una "basurita en el ojo". Hay errores que molestan aunque sólo los note uno mismo. Esas son las "basuritas" de las que hablo. También está bueno pensar: ¿quién me creo que soy que no puedo equivocarme, eh?

Compartir esta nota en