Revista Cítrica

"Vamos a defender nuestras tierras ancestrales"


07 de noviembre de 2017

En Diputados se trata la prórroga de la Ley 26.160, que suspende los desalojos en las tierras que ocupan las comunidades originarias. El cacique del pueblo Ocloya, Néstor Jerez, denuncia que el Estado y la Justicia favorecen a los terratenientes.

Foto: Viojfl
Click en la foto para ver galería

Durante todos estos años de lucha estuvimos desamparados. Sentimos el abandono del Estado y el de la Justicia. Sentimos la ausencia del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, y que el sistema jurídico -que debe estar al servicio de las comunidades- no lo está. Estamos en desigualdad frente al poder de grandes empresarios y no hay un Estado que respalde a las comunidades. Pero no bajamos los brazos, seguimos adelante.

Nuestros derechos están vulnerados. Los terratenientes cometen abusos y maltratos: nos cierran caminos ancestrales, meten candados y electrifican portones para cerrarnos el paso. Nos amenazan. Estamos privados de nuestra libertad, no podemos transitar libremente, no tenemos derecho a la salud ni a la educación. Y tenemos zonas liberadas para el desalojo de comunidades. Y lo cierto es que si no tenemos territorios para desarrollarnos, no hay vida.

Vemos que la Justicia, el Estado y los medios hegemónicos respaldan a los terratenientes, a estos poderosos, y castigan a nuestros pueblos. A nosotros, que estamos resistiendo en nuestros territorios, en defensa de nuestros derechos legítimos. Luchamos en forma pacífica pero en respuesta tenemos la profundización de medidas que nos oprimen. Los terratenientes se sienten avalados: la Justicia nos condena y las fuerzas de seguridad nos reprimen.

Hoy tenemos la posesión ancestral pero no tenemos los papeles que garanticen nuestro derecho sobre esos suelos. Ya en la Constitución Nacional se reconoce la posesión y el uso de la tierra por parte de los pueblos. Pero necesitamos esa prórroga, aunque no sea la solución definitiva. Y, a largo plazo, seguiremos luchando por la Ley de Propiedad Comunitaria Indígena, que es lo que realmente nos corresponde. Tenemos enfrente poderes muy grandes, gigantes económicos que quieren nuestros territorios. Pues les tengo una mala noticia: no lo van a conseguir. Vamos a defender nuestras tierras ancestrales.  

Y es por eso que queremos que todas las organizaciones sociales, los medios  de comunicación alternativa, las docentes y los gremios nos acompañen. Llegamos a este momento tan importante, donde podemos lograr la prórroga de la ley 26.160, porque nunca bajamos los brazos y siempre nos mantuvimos en la lucha, pero sobre todo llegamos porque contamos con el apoyo de esos sectores que se identifican y se sensibilizan con nuestra causa. Estamos donde estamos por el respaldo de la sociedad.  

Los poderes político, económico y judicial están en sintonía: a favor de los terratenientes y en contra de nuestros pueblos. Cuando el Gobierno quiere instalar, a través de Jorge Lanata, la idea de que nuestro reclamo no es legítimo, la sociedad lo repudia. Sentimos que se despertó más conciencia en la sociedad sobre nuestro derecho a la posesión de las tierras. Y eso nos alegra. Los pueblos originarios -más de 40 naciones indígenas que esperamos esta prórroga- tenemos derechos ya reconocidos por organismos internacionales y la propia Constitución, pedimos que se apliquen y respeten.

  * Néstor Jerez, cacique del pueblo originario Ocloya

Compartir en

Twitter Facebook LinkedIn Google+ E-mail

Notas Relacionadas

Compartir esta nota en