Revista Cítrica

“Tenemos que romper el miedo interno en la empresa”


19 de enero de 2017

Revista Cítrica

Silvia Martínez Cassina y Brian Psenne, delegados de TN y Canal 13, marcharon junto a los trabajadores de AGR y contaron cómo se vive el conflicto dentro del Grupo Clarín.

Click en la foto para ampliar

A Silvia Martínez Cassina varias personas que la cruzaban en las inmediaciones del Obelisco, donde se congregó una de las marchas por los 380 despidos en Artes Gráficas Rioplatenses, le pedían sacarse una foto. Muchos la conocen por verla en la pantalla de TN. Pero en el gremio de prensa y en el Grupo Clarín, los compañeros sobre todo la reconocen por ser una delegada comprometida con los reclamos de sus compañeros. Al igual que Brian Psenne, delegado de canal 13.

¿Silvia, es difícil encontrar casos como el tuyo, periodistas del Grupo Clarín con tanta pantalla y que estén acá, apoyando activamente una marcha?

Periodísticamente cubrimos muchos conflictos gremiales, pero el propio no. Parece que éste no, porque incomoda... Pero nosotros estamos absolutamente involucrados en este caso porque se trata de compañeros de trabajo. Son hermanos nuestros, ellos son gráficos, nosotros televisión, pero estamos juntos. Estamos en un reclamo de un hecho que es gravísimo, el cierre de una empresa que deja 380 trabajadores en la calle. Ese es el compromiso, y por eso estamos acá.

¿A ustedes los afecta en el trabajo el tener una posición política y gremial?

Silvia: Nuestra función es la de defender los derechos de los trabajadores, los de todo el colectivo de trabajadores de canal 13 y de TN. A mí no me afecta. Yo soy nueva como delegada. Él lleva 8 años. Yo toda la vida reclamé sobre injusticias, desde mi pequeño universo hasta lo general, siendo o no siendo delegada. Me tocó cubrir mucho gremiales en la apertura de la democracia, con aquella CGT de Ubaldini, Triaca padre, Baldassini y Borda. Eso no significa que yo dé mi opinión como una línea editorial, si bien yo tengo mi opinión. El compromiso con la acción, dónde te parás, y cómo repreguntás tiene que ver con el compromiso como persona y como profesional.

Brian: Nos pasa adentro del conjunto de trabajadores de una manera distinta donde uno puede empezar a canalizar los malestares que hay en todos los trabajadores y no individualmente como era antes. Los reclamos en el Grupo fueron individuales durante casi 20 años. Hoy los reclamos empiezan a ser un poco más colectivos y esto que estamos haciendo con los compañeros de Clarín, de AGR y de todas las comisiones internas del Grupo, tiene que ver con esto también.

Lo que cambió es que, hoy en día, ya no son más medios de comunicación sino empresas de comunicación. Y priorizan a la empresa por sobre el contenido. Por eso es que no se cubren los conflictos que tienen que ver con otros medios.

¿Cómo es trabajar en el Grupo Clarín?

Silvia: Yo viví muchísimas etapas en el Grupo. Al principio entré en el Canal 13 que era estatal. Después me fui a trabajar a otros medios, y cuando volví ya estaba privatizado. Entré en una época donde se laburaba cubriendo casos emblemáticos, como el caso María Soledad Morales, Río Tercero, el Santiagueñazo, el caso Cabezas, con mucha libertad en Todo Noticias. Con una cobertura absolutamente impresionante, lo cual no significaba que no hubiera presiones políticas. También pasaba que alguna vez un jefe o un gerente te decía: "Che, ¿qué dijiste con respecto a Cavallo?”. Un profesional trabaja con las herramientas y la ética periodística que al menos yo mamé desde chica en la escuela de periodismo y en el ejercicio de mi profesión. Yo no cambié, lo que cambia es la línea editorial, que es distinto.

Brian: Lo que cambió es que, hoy en día, ya no son más medios de comunicación sino empresas de comunicación. Y priorizan a la empresa por sobre el contenido. Por eso es que no se cubren los conflictos que tienen que ver con otros medios. Hay una especie de cofradía entre las empresas que manejan los medios. No es un medio de comunicación sino megaempresas que manejan a los medios.

Muchos de los referentes de opinión, que son colegas, inclusive en Canal 13 o TN, no dicen nada en estos casos. ¿Cómo viven eso ustedes?

Silvia: Yo en lo personal, sin juzgar y sin cuestionar, creo que cada persona tiene su decisión, su postura, su pensamiento, su acción o su inacción, y por algo lo hace. Hay gente que apoya absolutamente y que hace lo que puede. A veces es poner plata para el fondo de lucha, otras veces han cuestionado algunas cosas y han sufrido congelamientos, como que los saquen del aire durante siete meses. Otros dicen: "No puedo". O "tengo miedo de represalias". Cada uno tiene sus circunstancias. Y por supuesto también están los que más cuestionan y dicen: "¿Por qué este se mira su propio ombligo y hace su propia quintita?". Esos son los que no tienen conciencia colectiva ni de lucha social. De los que sí, hay muchos que no están acá por un montón de cuestiones que yo no critico ni juzgo. Pero creo que lo primero que tenemos que hacer como desafío de delegados es romper el miedo interno en la empresa y defender nuestra libertad de participar como sea. Cada uno tiene sus posibilidades, sus potencialidades, y sus limitaciones también.

Respecto a este miedo interno que mencionás, ¿cómo está jugando la empresa en este conflicto con el resto de los trabajadores del Grupo, hay represalias?

Silvia: Yo creo que los directivos deben estar muy atentos, analizando y estudiando todo lo que está pasando. Lo que pasa es que esto es maravillosamente imparable. Esto es un punto de inflexión. Que la redacción de Clarín se plante como se está plantando desde el año pasado, con el tema de las crisis, los reclamos salariales, y que hoy toda la redacción salga a condenar la represión y a pedir la reincorporación ya; y nosotros también, como delegados, con el apoyo de nuestros compañeros -ya sea con el fondo de lucha que estamos armando y con el apoyo moral- es muy importante.

Brian: Las represalias como lo que pasó ayer no vienen por sí solas, sino que vienen por la organización. Se organizó AGR hace casi 15 años, se despidieron los delegados, se reincorporó. Lo mismo pasó luego en Clarín, en Canal 13, con el tema de delegados despedidos y reincorporados. En Clarín hay una comisión interna nueva. Y esto genera ruido en las empresas, y no entienden que no es algo que es en contra de las empresas sino a favor de los trabajadores. Nosotros no queremos ni que Clarín o TN desaparezcan, ni nada por el estilo. Queremos que sigan existiendo, pero que les den trabajo a los compañeros de una manera digna. No perder los derechos conseguidos en tantos años.

En los últimos días hubo represión a los mapuches, a los manteros, a AGR y en los grandes medios en general estos temas no aparecen o se tocan de una forma distorsionada. ¿cómo lo viven ustedes?

Brian: En el caso especial de los manteros, hubo una cosa que nos llamó la atención. Yo tuve que editar, soy compaginador, con un camarógrafo que también es delegado y estuvo en el lugar, y de primera mano, viendo los materiales en crudo, nunca vi una represión como la que hubo en AGR el otro día. Creo que no se miden con la misma vara. La de los mapuches fue totalmente tapada por los medios. No ha salido nada en los grandes medios televisivos, sí en los alternativos, y creo que es por este lado donde uno puede lograr repercusión. Es lo mismo que pasó con el caso AGR: en los pequeños medios se fue replicando de tal manera, que se hizo una bola tan grande, que ya no se pudo parar. Y creo que ese es el trabajo que tenemos nosotros, los periodistas: tratar de hacer visibles los conflictos que a veces los grandes medios, por una cuestión u otra, o porque son empresas y no medios televisivos, no lo reflejan en sus pantallas, en sus diarios o en las radios.

Compartir esta nota en