Revista Cítrica

¡Mama mía!


06 de julio de 2016

Revista Cítrica

Una muestra fotográfica cuenta en primera persona cómo se vive con el cáncer de mama. El miedo a la muerte y la imagen que devuelve el espejo.

Click en la foto para ampliar

A Sandra Romero le diagnosticaron cáncer de mama y se quiso morir. Después lo pensó mejor y dijo: “No, yo quiero vivir”. Entonces empezó a tratarse. Hizo todos los pasos recomendados por la medicina tradicional: pasó por el quirófano, quimioterapia y radioterapia. Pero recién se sintió a salvo de la enfermedad cuando pudo reconciliarse con la imagen que le devolvía el espejo. Así nació Mama Mía!, un proyecto fotográfico sobre otras miradas al cáncer de mama, que Sandra realizó en España, su país de origen.

“Tuve la necesidad de transmitir optimismo. En esos momentos, en los que una no se reconoce ni cuando se mira al espejo, es vital sentirse fuerte, animada y hasta bonita. Y fue precisamente una sesión de fotos que me hizo una amiga, cuando estaba en pleno tratamiento de quimioterapia, la que me dio todo ese empuje, porque me gusté a pesar de las circunstancias”, narra Sandra.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la población femenina de entre 50 y 70 años, pero no es exclusivo de las mujeres, también los hombres lo padecen. Según datos oficiales del Instituto Nacional del Cáncer, la cifra de casos detectados anualmente en Argentina es de 19.500. Lo que representa el 16,8 por ciento del total de casos de cáncer en el país.

“Te enfrentas a situaciones nunca antes vividas, tenés que estar fuerte para aceptar continuas dudas que se te presentan, y aguantarte que tu físico cambie. Sos esa persona que se ve reflejada en el espejo, sin un pecho o con el pelo que se cae, con una historia detrás de fuerza y lucha. Esa sos vos”, afirma Sonia.

La obra fotográfica - constituida por 42 imágenes – está pensada como una exposición itinerante, disponible para cualquier entidad e institución interesada. Ya pasó por galerías, hospitales, museos y espacios culturales de España. Y el trabajo es reconocido en México, Venezuela, Costa Rica y Brasil; próximamente estará en Argentina. 

“¿Por qué nadie se pregunta cómo son las relaciones sexuales con una doble o simple mastectomía? ¿Cómo se siente una mujer o cómo se puede sentir su pareja en esos momentos? Son temas de los que nunca se habla”, señala Sandra. 

La detección temprana de la enfermedad es fundamental para lograr un tratamiento adecuado. Si se detecta a tiempo, cuando el tumor tiene menos de un centímetro, las posibilidades de curación son del 90 por ciento. 

Compartir esta nota en