Revista Cítrica

“Macaco de mierda, a la salida del colegio te vamos a agarrar”


02 de octubre de 2017

Revista Cítrica

Un guardaespaldas del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, rompió un cartel que reclamaba por la libertad de Agustín Santillán. El estudiante David Moreno lo registró y su valentía le cuesta amenazas recurrentes.

Click en la foto para ampliar

De esta mañana en Ingeniero Juárez hay dos fotos. Una que se ve. Y otra que no. La foto que está en el Twitter del gobernador Gildo Insfrán -y ocupará un espacio mañana en los diarios de la región- es alegre y sonriente: niñxs inauguran una escuela junto a la máxima autoridad política de la provincia. La que sacó el estudiante David Moreno -que reproduce Revista Cítrica pero no aparecerá mañana en ningún periódico- es triste e injusta: un guardaespaldas de Gildo Insfrán le rompe a Gabriela Torres un cartel que llevaba el reclamo por la libertad de su compañero y referente wichí, Agustín Santillán, quien en pocos días cumplirá seis meses como preso político.

“Los guardaespaldas de Gildo me pidieron que me aparte, que no esté ahí. Me corrieron porque saqué la foto”, cuenta David Moreno, un estudiante que fue a la inauguración de la escuela a hacer el trabajo que los fotógrafos y medios de comunicación formoseños no hacen: registrar la realidad. “Puse el cartel y me empujaron y me corrieron. Eran guardaespaldas y policías de civil. Me sacaron a los empujones”, denuncia Gabriela.

A Gabriela la corrieron como vienen corriendo a toda la comunidad wichi del territorio. A David lo persiguieron como vienen amenazándolo desde que empezó a publicar en su Facebook el reclamo de libertad para Agustín Santillán. Y para los medios de comunicación todo pasa como si nada: “Me dijeron que no se podían hacer fotos. Había un montón de medios ahí. Pero no lo tomaron como una agresión. Lo tapan todo. Los medios están todos comprados”, asegura David.

Para un wichí en Ingeniero Juárez es un riesgo ir a la escuela. Muchos y muchas no pueden ir porque sufren amenazas. Dejan el colegio secundario para que no los vuelvan a meter presos porque los agarran a la salida y se los llevan a la comisaría. David sigue yendo aunque lo persiguen y le dicen que ya lo van a agarrar, que lo están esperando. “Macaco de mierda, indio, a la salida del colegio te vamos a agarrar” Se lo dicen por Facebook, también por Whats App. E incluso la policía en plena calle. “Hay mucha persecución y maltrato. Te tiran el cigarrillo. Van por la calle en la camioneta, abren la ventana y te tiran el cigarrillo adonde estás vos como si uno fuese un tacho de basura”.

———————————————————————————————————————————————————————————————————————

“No me dejaron darle comida”

Gabriela Torres pudo visitar este fin de semana a Agustín Santillán. Tuvo mejor suerte que los organismos de Derechos Humanos a los que la semana anterior no los dejaron ingresar con el argumento de que ya había sido visitado por personas vinculadas con Derechos Humanos: quién lo visitó fue el ministro Claudio Avruj.

“En la cárcel de Las Lomitas el trato es bastante feo: no me dejan pasar nada. No me dejan pasar comida. Tampoco cubiertos, tenemos que comer con las manos. Y los otros presos, la gente blanca, come con cuchara, tenedor y cuchillos. A Agustín no lo dejan hablar con nadie. Está muy mal”, reclama Gabriela.

En la visita Agustín le contó acerca del encuentro con Claudio Avruj: el ministro se comprometió a ayudarlo. Pero hasta ahora no se vislumbra ningún cambio en la situación del preso político.

Compartir esta nota en