Revista Cítrica

Lo caro que está el veneno


14 de septiembre de 2016

Revista Cítrica

Los productores volvieron a regalar verduras en Plaza de Mayo. ¿Por qué lo hacen? ¿Quién se queda con los millones del negocio de la alimentación? Las respuestas están en los propietarios de las tierras y en los agroquímicos de las multinacionales.

Crédito: Fede Imas
Click en la foto para ver galería

La Economía es la ciencia que estudia cómo las sociedades administran los recursos escasos para producir bienes y servicios y distribuirlos entre los distintos individuos. Así nos los enseñaron en los colegios y en las facultades. Es raro y extraño comenzar una nota con una definición y de una palabra que usamos todos los días. Pero resulta necesario porque en tiempos donde lo que más importa es producir más para que se consuma más y se generen más ganancias, la definición de Economía parece cada vez más olvidada. Los productores de verduras ya no son parte de esa Economía que administra recursos escasos y sus producciones son tan altas, tan derrochadoras y tan poco efectivas para sus economías familiares que una vez más han decidido donarlas.

La Unión de Trabajadores de la Tierra —UTT— tomó nuevamente la iniciativa de regalar 20 mil kilos de verdura. En un principio la situación se puede ver así: subieron los precios, la población más necesitada no puede acceder a los productos y los productores, debido a la cadena de intermediarios, se quedan casi sin nada. Sin embargo, también se puede concluir que los productores regalan su verdura porque ya no es más escasa. E inclusive, teniendo en cuenta la olvidada definición de la Economía, se puede pensar que la verdura, los productores de la tierra y quienes no pueden comprar la verdura se han quedado fuera de ella.

“Los dueños de la tierra, las grandes multinacionales que producen los agroquímicos de la semilla y una cadena de intermediarios. Pero los dos primeros son los que más se llevan”, responde a Cítrica Nahuel Levaggi, integrante de la UTT ante la consulta de quienes se llevan los millones de la industria de la alimentación. ¿Estamos pagando caras las verduras por qué las tenemos que llenar de veneno? ¿Quién quiere frutas con veneno?¿Los productores? ¿Los consumidores?

“Uno se hace esclavo de un modelo —responde Nahuel—, no es solamente de un producto, somos esclavos de un modelo de producción del que es muy difícil salirse y que consiste en que todo sea grande, de enormes cantidades y con mucho derroche. Y eso se sostiene con los agroquímicos y con la explotación de los trabajadores”.

Si los recursos se pueden derrochar, entonces no son escasos: las multinacionales que producen las semillas han sacado a las verduras de la economía. Porque el veneno no es escaso. “Para salir nosotros planteamos la tierra propia, la transición hacia la agroecología y distintos canales de comercialización”, relata Nahuel. La organización en la que se encuentra, Unión de Trabajadores por la Tierra, presentaba este miércoles, en la previa al verdurazo un proyecto de ley en el Congreso cuyo principal eje es crear un fondo fiduciario para el otorgamiento de créditos para la compra de tierra por parte de pequeños productores. “Así como pagamos el alquiler, podríamos pagar un crédito y avanzar en dignidad, arraigo y una mejor calidad de vida para nuestras familias”, argumentan desde la UTT.

Levaggi profundiza la propuesta: “Producir mucho no es lo que necesitamos nosotros. Eso es el modelo esclavizante. Uno podría producir la verdura a mejor precio sin todos los desperdicios que hay en el medio. Se podría producir de otra manera: agroecológicamente. La producción actual se basa en agroquímicos en producción masiva, en una gran cadena de intermediarios y mucho derroche de verdura en el medio. La propuesta alternativa es con tierra propia, producir agroecológicamente y tener canales de distribución que harían subir el precio para el productor, bajar el precio al consumidor y no generar derroches que van quedando en los camiones, en el mercado, en la verdulería y en los supermercados”.

Compartir esta nota en