Revista Cítrica

Falleció Miguel Montt, un luchador


09 de abril de 2014

Revista Cítrica

Miguel Montt, uno de los ex trabajadores de YPF que luchaba hace décadas por recuperar el paquete de acciones que le correspondían a los trabajadores luego de la privatización, murió el martes 8 de abril en Cipolletti.

Miguel, en la oficina de la agrupación “13 de Diciembre”, conformada por ex trabajadores de YPF, a 500 metros del Pozo Nº 1.
Click en la foto para ampliar
El martes 8 de abril, mientras en el Congreso Nacional los diputados debatían acerca del proyecto por la expropiación de las acciones de YPF a la firma Repsol, moría Miguel Montt en la ciudad rionegrina de Cipolletti.

Sin embargo aun hoy muchos ignoran que gran parte del mérito por el cual hoy en día la Argentina tiene una gran empresa de bandera es de sus ex trabajadores. Aquellos que desde los inicios, a principios del siglo XX cuando recién se descubrían los primeros yacimientos de petróleo, dedicaron su vida a levantar YPF; aquellos que se perdieron la infancia de sus hijos por trabajar incansablemente en los pozos día y noche durante quince días seguidos; aquellos que sufrieron en carne propia el proceso de vaciamiento del estado y privatización de la empresa, y resistieron con sus cuerpos la lucha por la recuperación de la soberanía nacional.

Uno de ellos, sino el más representativo, era Miguel Montt, quien estaba internado desde hace varias semanas por un cuadro de neumonía que derivó en un pre infarto del que nunca pudo recuperarse. “Miguelito”,  como le decían sus amigos, trabajó en los yacimientos de Cutral Co, en Neuquén, durante dos décadas antes de la privatización. En 1996 participó de las famosas puebladas de donde nacieron los “piqueteros”, que no eran más que ex ypefianos, empleadas domésticas, comerciantes, estatales, jóvenes y ancianos. 

Cuatro años después, junto a su gran amigo Humberto López, integraron formalmente la Comisión Nacional de Ypefianos en reclamo a Respol por el paquete de acciones clase “C” que les corresponde por ley, y desde 2009, luego de años de lucha sin respuestas ni soluciones, decidieron retomar la causa en términos legislativos para conseguir plasmar sus reclamos en una Ley la indemnización.

Miguel falleció, como otros tantos hombres y mujeres de la historia, sin ver el fruto de su lucha. 

Lee la nota sobre su lucha publicada en la edición 4 de Revista Cítrica.

Compartir esta nota en