Revista Cítrica

“Esta es una persecución política selectiva”


02 de diciembre de 2017

Revista Cítrica

En todo el sur argentino, la comunidad mapuche y colectivos que respaldan su lucha sufren persecuciones, acusaciones infundadas, allanamientos y detenciones. Esta vez fueron en Cipolletti, Balsa Las Perlas y la ciudad de Neuquén.

Click en la foto para ver galería

“A mí me interceptaron policías encapuchados, me redujeron y  me llevaron. No me querían dar información sobre los motivos de mi detención. Y en ese momento álgido decidieron llevarme esposado de Balsa Las Perlas (paraje de Río Negro a la altura de Neuquén capital) a Cipoletti”. Así narra el hostigamiento que sufrió Fermín Martínez, integrante de Colectivo Mapuche Traunche, junto a su compañera Nadia Paris, por respaldar y difundir la resistencia de la comunidad mapuche en el sur del país.

Una semana antes del asesinato de Rafael Nahuel, en manos de la Prefectura en Bariloche, Fermín estuvo privado de su libertad durante cuatro horas en la comisaría 4° de Cipolletti: “Entendemos que esta es una persecución política selectiva. No somos unos improvisados, somos un grupo de gente organizada trabajando en defensa de los derechos de las personas vulneradas. Y ahora somos personas ultrajadas por el Estado”.

No se entiende que exista una razonabilidad en el fundamento del pedido de allanamiento en retirar folletería relacionada a luchas de derechos humanos. Eso afecta la libertad de expresión.


Fermín y Nadia no fue lxs únicxs que vivieron el maltrato en carne propia en esa zona del sur. También allanaron las casas de Ricardo Rosales y René Rosales en Balsa Las Perlas. En Neuquén, a la referente de la comunidad mapuche Carmen Antilef, a Ruben Wani y a Marco Painevil le revolvieron y destrozaron sus pertenencias. Y en Cipolletti, Eduardo Paris (tío de Nadia) y Raúl Horacio Paris (padre de Nadia) pasaron por la misma situación. Todos los allanamientos fueron a integrantes del colectivo y a la comunidad mapuche. “El mensaje es claro: todo aquel que luche por la liberación del lonko Facundo Jones Huala y por la resistencia mapuche será perseguido. Buscaban insignias mapuche, y claro que las encontraron porque somos mapuche. Visibilizamos nuestra lucha en Neuquén y eso molesta. Esto es parte del genocidio y la persecución que sufrimos hace años”, asegura Rubén, quien integra el mismo colectivo,y fue parte de Radio Alternativa Móvil, una intervención comunicacional que la Justicia vinculó -arbitrariamente- con la RAM.

De todas las personas allanadas, ninguna está procesada. Lxs vinculan con hechos que sucedieron en la zona: un incendio de dos vehículos en septiembre y el intento de incendio de un pozo petrolero de la empresa multinacional (Pluspetrol), donde -como única prueba- encontraron una mochila con una inscripción de la RAM.

En los seis allanamientos simultáneos del sábado 18 de noviembre buscaban material inflamable, armas de fuego, cualquier elemento vinculado a la RAM. Pero en las casas allanadas solo encontraron folletería, esténcil con caras de Luciano Arruga y Julio López, libros con simbología mapuche, consignas que pedían por la libertad del lonko y banderas de luchas contra los femicidios locales.

La abogada Gisella Moreira plantea la nulidad de las causas porque no se respetaron determinados requisitos que exige el código de procedimiento. “No se entiende que exista una razonabilidad en el fundamento del pedido de allanamiento en retirar folletería relacionada a luchas de derechos humanos. Eso afecta la libertad de expresión. Y al no estar informados, no saben de qué se los está acusando”, informa la letrada.

“A nosotros nos quieren hacer cargo de situaciones de autoboicot que genera el Estado mismo para judicializar a los que luchan. Manejan una lógica de estigmatización sobre un pequeño grupo independiente y autogestivo, y tergiversan mucha información en los medios hegemónicos”, denuncia Fermín.  

“Somos un pequeño grupo difundiendo las problemáticas en espacios reales, nos involucramos en cuestiones que otros medios, por líneas editoriales, no”, dice Fermín orgulloso del trabajo en Radio Alternativa Móvil y otras iniciativas que llevó a cabo con Nadia en estos años de militancia. Antes de comprometerse con la causa mapuche, estuvieron luchando por la aparición con vida de Luciano Arruga, en el Oeste del conurbano bonaerense; y con tantos otros casos de gatillo fácil. Siempre del lado de los derechos humanos, siempre desde la comunicación popular, con un micrófono como única arma para difundir las luchas de lxs de abajo.

Compartir esta nota en