Revista Cítrica

“Ellos vinieron a matar a uno”


05 de septiembre de 2017

Revista Cítrica

Integrantes de la Pu Lof en Resistencia del Depto de Cushamen se presentaron esta mañana ante el juez Otranto. Más pruebas de la presencia de Santiago Maldonado en el lugar y testimonios sobre cómo fue golpeado por gendarmes y llevado en una camioneta.

Click en la foto para ampliar

“Fue algo que no se había vivido nunca aquí. Entraron a punta de pistola disparando y disparando.  Gritaban 'tirales, tirales y agarren a uno, agarren a uno'.  Nos corrieron hasta el río, unos setenta metros. Nos tiramos por diferentes partes, por donde podíamos, porque la lluvia de balas no cesaba. Ahí es donde el compañero Santiago no logra cruzar. Porque mientras nosotros íbamos nadando por el río, la Gendarmería igual nos seguía tirando adentro del agua. Nos tiraban con nueve milímetros, con escopetas y con piedras algunos. No les importaba nuestra vida a la Gendarmería”. El mismo testimonio que integrantes de la Pu Lof ya le habían dado primero a la justicia a través de la Procuvin y luego a Cítrica, ambos con identidad reservada, fue ampliado esta mañana, con nombres, apellidos y documentos frente al juez Guido Otranto, su secretaría y la fiscal Ávila.

De esta manera, se busca derribar el discurso mediático de que en la causa no existían testigos identificados de lo ocurrido el 1 de agosto en la Pu Lof. Una mentira, ya que los testimonios estaban en poder de la Justicia. Sin embargo ahora fueron reafirmados y ampliados frente al propio juez y la fiscal, en el Juzgado Federal de Esquel.

Matías Santana, es uno de los integrantes de la Pu Lof en Resistencia del Departamento Cushamen que hoy dio testimonio. “Estuvimos declarando durante casi una hora ante el juez, su secretaría y la fiscal Ávila. Me acompañaron dos abogados, Fernando Machado de la defensa pública, y Verónica Heredia, que es la defensora de la familia. Esperemos que esto prospere y por fin podamos tener una claridad en la investigación por la desaparición de Santiago. Decidimos venir para desmentir la situación del poder político, judicial y policial que manifestaba que nosotros no habíamos declarado. Bueno, acá estamos. Hemos denunciado todo lo que vimos y ojalá que esto sirva para que la sociedad deje de creer que hay un enemigo interno, que es lo que está creando este gobierno que nos quiere matar y desaparecer”.

Por su parte, Santana pidió que “el pueblo consciente y las organizaciones y personas que nos acompañan cuiden nuestra identidad, que estamos poniendo el cuerpo y la cara creyendo en que todos ustedes nos darán garantías para mantener la lucha y para resguardar nuestra integridad física. De todas maneras queremos decir que no tenemos miedo, que estamos dispuestos a dejar nuestra vida por esclarecer la desaparición forzada de Santiago Maldonado, como así también para seguir luchando por la defensa del territorio y ante la persecución política a nuestro lonko, Facundo Jones Huala”.

Un día después de que oficialmente se descartara la hipótesis de que un puestero de Benetton podría haber herido a Santiago Maldonado y que otra de las teorías del Gobierno se desintegrara, varios medios continuarán sin publicar este tipo de declaraciones, que hace rato forman parte de la causa:

“Ellos vinieron a matar a uno acá. Santiago nadó hasta una parte y al ver que las piedras llovían de arriba y los tiros no cesaban, decidió volverse para la orilla. Santiago quedó agarrado de una rama, con el agua hasta las rodillas mientras tres gendarmes lo golpeaban”.

“Sale el Unimog cargado. Una camioneta blanca atraviesa el Unimog. Varios gendarmes hacen una pantalla para que no se vea lo que están haciendo. Y la camioneta blanca de Gendarmería rumbo a Esquel. Por eso no hay la menor duda de que se lo llevó la Gendarmería. Que ellos lo tienen y que ellos son los responsables de que el compañero no aparezca. Ellos y todos los medios de comunicación que también han aportado a la difamación no sólo de la comunidad sino también de nuestro proyecto de vida”.

Compartir esta nota en