Revista Cítrica

El grito villero


21 de abril de 2014

Colectivo La Vaca

Vecinas, vecinos y militantes de la Corriente Villera Independiente iniciaron una huelga de hambre y un acampe por tiempo indeterminado en el Obelisco.

Click en la foto para ver galería
Vecinas, vecinos y militantes de la Corriente Villera Independiente exigen al gobierno porteño la urbanización de los barrios y la declaración de emergencia habitacional en la Ciudad de Buenos Aires.

La avenida 9 de Julio, contra todos los pronósticos y vaticinios de los noticieros matutinos cuyos conductores se habían agarrado la cabeza de sólo pensar un nuevo caos de tránsito en el microcentro porteño, no está cortada. La carpa que se está armando en plena Capital Federal no obstruye los vehículos, sino su destino es la plazoleta que está exactamente al lado del Obelisco. Es un día normal, salvo por los afiches pegados a lo largo de la avenida.

“Carpa villera a la falta de respuesta del Gobierno de la Ciudad. Huelga de hambre por la urbanización. Exigimos: la declaración de emergencia habitacional, socioambiental y socipeducativa de las villas, cumplimientos de las leyes de urbanización y obras en los barrios, auditorías de las cooperativas de trabajo, regulación de alquileres, subsidios habitacionales. Basta de criminal la pobreza”.

La firma: Corriente Villera Independiente.

Dos ciudades

La Corriente, una organización que forma parte del Movimiento Popular La Dignidad como un espacio de articulación de las diferentes villas de la Ciudad de Buenos Aires, había sacado un comunicado en el que enumeraba las razones de la huelga de hambre. “Frente al modelo de las dos ciudades que plantea Mauricio Macri donde la ciudad rica excluye a la pobre, frente al lucro inmobiliario de las tierras destinadas para la urbanización mientras los funcionarios del Gobierno no esconden sus pretensiones de llenarse los bolsillos, se hace evidente la falta de voluntad política para resolver la problemática de la vivienda”, sostuvieron.

En el Obelisco, entonces, hay operatividad. Un grupo de militantes armó una amplia estructura con fierros para preparar la carpa. Para tener una idea: la apariencia es muy similar a las carpas itinerantes de los circos. Hay mujeres y hombres con sus niños y niñas, y otros tantos que sostienen banderas. Otra imagen decora el paisaje: frente al inminente acampe, un colectivo de la Policía Federal dio lugar dos cordones de efectivos. Los encargados del “operativo” no paran de hablar vía handie.

En torno a la carpa, diversos canales de TV de todo tipo y color ya están instalados para la conferencia de prensa.

Crisis habitacional y Puerto Madero

Rafael Klejzer, uno de los referentes de la Corriente Villera Independiente, fue quien dio oficializó la medida de fuerza. Detrás suyo, había una bandera de la organización, con los rostros dibujados del Che Guevara y el Padre Carlos Mugica “Estamos cansados y cansadas se recorrer oficinas, ministerios, secretarías. La historia de la Corriente se escribe en la calle, en cada uno de las manzanas y los pasillos de nuestros barrios. Es una Corriente que nace frente a lo que fue la represión del Indoamericano y la falta de respuesta al problema de vivienda de la Ciudad de Buenos Aires. Y somos independientes de los dos gobiernos, de los partidos políticos y de las centrales de los trabajadores”, introdujo.

“Luego de tanta lucha y de esperar en vano, decidimos largar la huelga de hambre con un programa de reivindicaciones que tiene que ver con la creación de un Ministerio de Vivienda de la Ciudad, que contemple tanto la erradicación de villas como la problemática habitacional en su conjunto”, sostuvo, y subrayó que otro de los reclamos es la reglamentación de las leyes de urbanización que cada barrio consiguió como una conquista. Además, militantes y vecinos apuntaron otra preocupación: la conformación de auditorías para las empresas y cooperativas que trabajan en los barrios. “Muchas son truchas y hacen grandes negocios con los villeros, porque la pequeña política pública que hay hacia las villas no se materializa sino que queda en los bolsillos de los viejos punteros en la lógica clientelar que existe en la Ciudad de Buenos Aires”, destacó.

Por último, Klejzer pidió que termine la criminalización de la pobreza. “Si quieren buscar droga, vayan a Puerto Madero y a los countries de Tigre: ahí están los que generan el narcotráfico en Argentino. Por el hecho de que seamos pobres y trabajadores, no somos delincuentes. A nosotros nos duele que cada uno de nuestros pibes salgan de los barrios y sean frenados y requisados”, señaló.
La huelga de hambre será líquida y cada 5 días los vecinos irán rotando. “¿Por qué hacemos esto? Porque entendemos que el gobierno de Macri (Mauricio, jefe de Gobierno porteño) seguramente nos va a dejar morir acá”, explicaron.

Actividades

La medida de fuerza será por tiempo indeterminado, hasta que funcionarios porteños se comuniquen para dar respuesta a las reivindicaciones que la Corriente Villera Independiente planteó. En ese sentido, la organización armó un cronograma de actividades a lo largo de la semana, que implican radio abierta (todos los días a las 14) hasta paneles, charlas, cine debate y bandas musicales en vivo.

Por ejemplo, el miércoles a las 18 se realizará un panel titulado “Los medios de comunicación y la criminalización de la pobreza”, en el que participarán Vanesa Orieta (la hermana de Luciano Arruga, el joven de 16 años desaparecido por policías bonaerenses en el partido de La Matanza), el periodista Eduardo Anguita e integrantes de La Garganta Poderosa. En tanto, el martes habrá una charla llamada “El Padre Mugica: ejemplo de lucha y solidaridad”, con la participación de Jorge Rulli y el docente, periodista y dramaturgo Vicente Zito Lema.
También, habrán shows de Jamaicaderos, Pezones Cardozo, La Máquina de Hacer Chorizos Tropical y La Victor Jarra.

Esto también es inseguridad

El abogado y referente de Autodeterminación y Libertad, Luis Zamora, fue una de las personas que acompañaron la medida de fuerza de la Corriente Villera Independiente. “La apoyo totalmente y coincido con el reclamo, porque si no después pasa lo del Indoamericano”, apuntó en diálogo con lavaca. “Acá están poniendo sobre la superficie el drama más grande que tiene el pueblo argentino y, en especial, las grandes ciudades: la vivienda. Es dramático el problema, y es importante que hagan esta medida en el centro de la Ciudad”.

Zamora enfocó en las subejecuciones presupuestarias del gobierno porteño en materia de política habitacional. “El derecho a la vivienda debe encabezar el presupuesto para garantizar que nadie deje de tener un techo”, expresó. “Pero son unos miserables: ¡están en campaña electoral! La preocupación de Macri no es cómo urbanizar los barrios, sino cómo llegar a ser presidente”.

La Garganta Poderosa también dijo presente: “Es una iniciativa que por supuesto acompañamos desde las 15 asambleas que conformamos La Poderosa y La Garganta como cooperativa de trabajo villera. Les dimos todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance para poner sobre la mesa los reclamos históricamente postergados de nuestros barrios. Dieron una clara muestra de que se ha intentado por todas las vías: de movilizaciones hasta reclamos mediáticos, con piquetes y sin piquetes, a la mañana o a la tarde, se viene gritando desde las villas por la verdadera emergencia y urgencia, que es el derecho a la vivienda y a resolver la crisis habitacional y regularizar las condiciones de trabajo de nuestros barrios”.

En ese sentido, uno de los referentes de esta organización villera se refirió a la emergencia de seguridad dictada en la provincia de Buenos Aires por su gobernador, Daniel Scioli, y al proyecto nacido desde el propio kirchnerismo para regular la protesta social. “La resolución de fondo en pos de esa seguridad llega resolviendo las causas y no atacando las consecuencias, y por eso la Corriente Villera vino a poner sobre la mesa cuáles son las causas para los habitantes de los barrios”.

“¡Basta!”

Leo, un vecino de la villa 31 de Retiro y militante de la Corriente, resume: “Nos están ninguneando. Siempre dicen que van a hacer esto o lo otro, pero es mentira. Basta de mentiras. A los vecinos nos da asco vivir en el tendido de la mugre, y por eso llegamos a esta decisión. Estamos podridos de que las obras no se hagan, se inunden los barrios, el agua entre metro y medio en las casas y los chicos se enfermen. La vivienda es lo más urgente. Las villas dijimos basta”.

Compartir esta nota en