Revista Cítrica

CABA: este verano vamos al cine


07 de enero de 2016

Revista Cítrica

El Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti y la Casa Nacional del Bicentenario proponen ciclos de cine con entrada libre y gratuita. Durante el verano en la Ciudad de Buenos Aires, se proyectarán películas argentinas.

Click en la foto para ver galería

El Ciclo de Cine Argentino Reciente es un espacio permanente en la programación del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti para la difusión de largometrajes nacionales. “En esta función se proyectarán cuatro films que muestran la amplitud y la creatividad que ha desplegado la industria cinematográfica local en los últimos años”, aseguran los organizadores.

A partir de esta semana, las películas en cartelera serán El 5 de talleres, de Adrián Biniez; La vida después, de los directores Pablo Bardauil y Franco Verdoia; El amor y otras historias, de Alejo Flah; y Showroom, del director Fernando Molnar.

La cita es en el Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (Ex ESMA), en Avenida Del Libertador 8151, todos los viernes de enero a las 19 horas.

En tanto, el Ciclo Grandes Ficciones Argentinas es una propuesta de la Casa Nacional del Bicentenario que para los jueves y domingos de enero y febrero prepara proyecciones al aire libre, a partir de las 20 horas.

Se trata de un repaso por algunas de las películas argentinas premiadas de los últimos años en los principales festivales del mundo. Serán parte del ciclo películas como Favula de Raúl Perrone, “una suerte de malvado cuento de hadas que recrea un mundo mágico con citas al cine mudo y una búsqueda experimental en el relato”, adelantan; El clan de Pablo Trapero; Wakolda de Lucia Puenzo; y Relatos salvajes de Damián Szifrón.

La Patota, de Santiago Mitre, remake sobre la obra de Daniel Tinayre; El patrón: radiografía de un crimen, de Sebastián Schindel, una sólida propuesta que ahonda en la explotación laboral, la tortura psicológica y la corrupción. El barrio y sus códigos naturales son retratados como pocas veces en la película El 5 de Talleres, de Adrián Biniez. Y una historia de superhéroes con Kryptonita, de Nicanor Loreti, “película arriesgada en un género poco explotado en el cine argentino”.

Compartir esta nota en