Revista Cítrica

El futuro asomó en El Bolsón


09 de enero de 2017

Pablo Bruetman

La mitad de sus pobladores marchó para recordarles a los políticos, a los empresarios y a quienes privilegian el negocio por sobre la tierra, el agua y el porvenir, que la que decide siempre es la naturaleza.

Foto: Alú Podesta
Click en la foto para ver galería

Once mil personas. La mitad de los habitantes de un sitio de ensueño. Bajaron a caballo de los montes o caminaron decenas de kilómetros desde zonas aledañas. ¿Cómo no hacerlo?¿Cómo no marchar para defender la vida? Si se ve ahí en los carteles, que con menos caracteres que un tuit, dicen todo lo que hace falta: “Tierra gracias por el agua”, “Soberanía popular”, “En criollo donde se caga no se come”, “En defensa del agua, la tierra y la vida”. Tan claros y contundentes son los mensajes que creen que la única manera de silenciarlos es incendiarlos. La bandera que dice soberanía popular fue quemada, vuelta hacer y vuelta a quemar y vuelta a hacer. Y ahí está firme, sostenida por las manos de chicos y adultos. Ahí está moviéndose, en unidad, junto al viento. Porque los pibes y la naturaleza son mucho más sabios que los empresarios inescrupulosos. Entonces la agitan, la levantan, la muestran al mundo entero. Porque es tiempo de defender el futuro. De que el mundo sepa que en este lugar de la Patagonia no se permitirá que falte el agua, que falte la tierra, que falten los alimentos. Nunca. Eso dicen las banderas. Eso dice un pueblo entero.

Después de un mensaje tan contundente hay algunos personajes a los que les costará demasiado transitar las calles, las plazas y los bosques de El Bolsón. ¿Cómo podrán justificar estar en contra del agua, de la tierra y de la vida?

“La empresa Laderas del Perito Moreno tiene la proyección de crear 17000 lotes en 600 hectáreas de la Pampa de Ludden, otras 600 hectáreas, justo arriba de El Bolsón. Es un negocio inmobiliario en un sitio que es reserva de la biósfera, con vegetación autóctona, árboles nativos y es una zona amarilla protegida”

Joel Lewis, amigo personal de Mauricio Macri, es el hombre que maneja la empresa Laderas del Perito Moreno, que pretende realizar emprendimientos inmobiliarios que cortarían el paso del agua a Mallín Ahogado, zona donde 500 familias viven y producen del agua y de la tierra. El intendente Bruno Pogliano era el contador de sus empresas, ahora es el que defiende y avala cederle las hectáreas de la reserva municipal Cumbreras de Mallín Ahogado, que según la Carta Ambiental de El Bolsón, es garantía de la regulación de la escorrentía y de las nacientes de agua del paraje.

“La empresa Laderas del Perito Moreno tiene la proyección de crear 17000 lotes en 600 hectáreas de la Pampa de Ludden, justo arriba de El Bolsón. Es un negocio inmobiliario en un sitio que es reserva de la biósfera, con vegetación autóctona, árboles nativos y es una zona amarilla protegida”, explica Cristina Parrota, una de las abogadas de la Asamblea En Defensa del Agua y de La Tierra.

“El pueblo está de pie. No vamos a bajar los brazos. Defendemos los derechos vulnerados de los presentes y de los futuros. No hay nada ilegal. Los juicios están en trámite. Tenemos que valorar realmente la democracia y exigir que los representantes políticos representen al pueblo".

“La lucha viene desde hace cinco años. Lo que nosotros pedimos es la nulidad de las resoluciones que dieron lugar a que las empresas tomaran posesión ilegal de las tierras. Hay juicios en trámite, las acciones están en trámite, hay medidas cautelares que están vigentes. El convenio que firmaron el intendente y la empresa Laderas Perito Moreno- y que avaló el Consejo Deliberante- no lo homologó la justicia. Por la tanto no es cierto que haya derechos adquiridos. Quieren confundir a la gente diciendo eso pero no es así” agrega la letrada.

“La gente viene buscando el paisaje como está hoy y el modo de vida de la gente de acá, que se caracteriza por la biodiversidad, la diversidad cultural de costumbres y de pensamientos, religiones y credos, nosotros no lo queremos perder, esto amenaza nuestra forma de vida”, dilapida Silvana Rojas, de la Asamblea En Defensa del Agua y de la Tierra, los argumentos de las autoridades para lotear una zona, pública natural y única en el mundo.

Pero después de la masiva manifestación de este fin de semana ya será muy difícil que alguien se trague el verso y según la abogada Parrota también será muy complejo que puedan torcer a la soberanía popular: “El pueblo está de pie. No vamos a bajar los brazos, el acampe es pacífico y es un derecho constitucional. Y se hace para defender los derechos vulnerados de los presentes y de los futuros. No hay nada ilegal. Los juicios están en trámite. Nosotros debemos valorar realmente la democracia y exigir que los representantes políticos representen al pueblo".

Compartir en

Twitter Facebook LinkedIn Google+ E-mail

Notas Relacionadas

Compartir esta nota en